HACER

Crear conciencia, abogar por el cambio y practicar el cuidado personal son todas formas en las que puede HACER algo para prevenir el suicidio.

Crear conciencia

Busque qué organizaciones están trabajando en su comunidad para la prevención del suicidio. Algunos miembros del Consejo Nacional para la Prevención del Suicidio pueden tener grupos de trabajo en su área en los que puede participar, o puede haber una oportunidad para que inicie uno en su comunidad. Use el kit de herramientas Take 5 para correr la voz sobre la prevención del suicidio y Take 5. 

  • ​En tu escuela

  • Dentro de su comunidad de fe

  • En su lugar de trabajo 

¡Involúcrese con uno de los miembros fundadores de la campaña Take 5 to Save Lives!​

Defensor del cambio

¡Haz que tu voz se escuche! Participe apoyando la legislación a cualquier nivel relacionada con la salud mental y la prevención del suicidio. Comience investigando los problemas de política de salud mental y prevención del suicidio que le interesan. Luego, organícese con grupos comunitarios locales o reúnase con sus legisladores para explicar por qué la política de salud mental y prevención del suicidio es importante para usted. 

Obtenga más información sobre la legislación y los recursos actuales de salud mental de EE. UU. aquí.

Voluntario

¡Los voluntarios son la columna vertebral de muchas organizaciones sin fines de lucro! Ofrece tu tiempo como voluntario ayudando con eventos o brindando apoyo administrativo a tus organizaciones sin fines de lucro favoritas de salud mental y suicidio. No solo se sentirá orgulloso de retribuir, sino que también es bueno para su propia salud mental.  

¡Involúcrese con uno de los miembros fundadores de la campaña Take 5 to Save Lives!​

Practica el autocuidado

Practicar técnicas de cuidado personal ayuda a aliviar el estrés y a sentirnos mejor. El autocuidado se refiere a las actividades que se pueden realizar para garantizar la aptitud física y mental. El autocuidado es una parte necesaria e importante de la salud general de cada individuo. Echemos un vistazo a las 10 principales actividades de cuidado personal. 

1. Practica una buena higiene emocional 

Aborda el sufrimiento emocional: 

Se consiente de qué experiencias te causan sufrimiento emocional. Algunas de las emociones que pueden indicar sufrimiento emocional incluyen sentimientos de ira, rechazo, fracaso o dolor. Aunque  no siempre podemos controlar la causa de nuestro sufrimiento emocional, PODEMOS aplicar técnicas para tratarlo. Dejar que el sufrimiento emocional perdure puede llevar a la depresión y a otros problemas de salud mental.

Mantener tu autoestima:

La autoestima o  nivel de confianza en tus habilidades pera cumplir tus propósitos, tiene una importante cualidad protectora para nuestro bienestar mental. Es el cristal  a través de los cual  vemos nuestro valor diario y puede afectar a cómo respondemos ante diferentes situaciones. Evita dejar que tu autoestima descarrile [1] [2] después de una experiencia de fallo o rechazo. Practica la autocompasión! Si dejamos que las circunstancias negativas de la vida deterioren nuestra autoestima podríamos cuestionarnos nuestra valía, hacernos dudar erróneamente de nosotros mismos e impedirnos aprovechar las oportunidades de la vida por el miedo a un nuevo fracaso.

 

Evita pensamientos negativos repetitivos

Rompe con los pensamientos repetitivos sobre aquellos sucesos estresantes o negativos encontrando una distracción positiva. Haz algo que requiera concentración porque te ayudará a prevenir rumiar en aquellas situaciones que están fuera de tu control o en el pasado. El ciclo de pensamientos repetitivos  puede llevar a la depresión y a otras condiciones médicas como son las enfermedades cardiacas.

2. Haz tiempo para amigos y familiares

Así como necesitamos tiempo con amigos, también necesitamos tiempo de soledad para estar a solas con nuestros propios pensamientos y sentimientos individuales. Use su tiempo a solas para verificar con usted mismo o reflexionar sobre una experiencia personal. Usa tu tiempo de soledad para desestresarte del caos de la vida. Participe en actividades que disfrute hacer solo, como la jardinería, leer un buen libro, ir al cine o cocinar. Hay muchas maneras de encontrar la paz y la tranquilidad para uno mismo. Tómese un tiempo cada día para usted mismo, incluso si son solo unos minutos. No es egoísmo, es vital. 

3. Tómate un tiempo para ti 

Así como necesitamos tiempo con amigos, también necesitamos tiempo de soledad para estar a solas con nuestros propios pensamientos y sentimientos individuales. Use su tiempo a solas para verificar con usted mismo o reflexionar sobre una experiencia personal. Usa tu tiempo de soledad para desestresarte del caos de la vida. Participe en actividades que disfrute hacer solo, como la jardinería, leer un buen libro, ir al cine o cocinar. Hay muchas maneras de encontrar la paz y la tranquilidad para uno mismo. Tómese un tiempo cada día para usted mismo, incluso si son solo unos minutos. No es egoísmo, es vital. 

4. Nutre tu cuerpo con alimentos saludables

Comer alimentos saludables y ricos en nutrientes no solo ayuda a mantener su cuerpo en buen estado de funcionamiento, sino que también puede afectar positivamente su estado de ánimo. Siga estas tres pautas principales para aumentar su energía y mejorar su bienestar general:

  1. Coma muchos alimentos integrales: frutas, verduras, granos integrales y productos lácteos reducidos en grasa.

  2. Obtenga su proteína: carne magra, huevos, pescado, frijoles y nueces

  3. Limite la cantidad de azúcar, sal y grasas saturadas y grasas trans que consume. Estos son abundantes en los alimentos procesados. 

  4. ​La cafeína y el alcohol pueden empeorar o desencadenar la ansiedad. ¡Lo mejor es beber agua para mantenerse despejado, concentrado e hidratado!

5. Duerme lo suficiente

Los médicos recomiendan dormir entre siete y nueve horas cada noche para ayudarnos a desempeñarnos de manera óptima en nuestra vida cotidiana. De hecho, la falta de sueño debido al estrés u otros problemas puede provocar problemas de salud graves. Aquí hay una breve lista de consejos para obtener el sueño que tanto necesita.

  • Establezca una hora de acostarse que cumpla la mayoría de las noches. ¡Tu cuerpo ama la consistencia cuando se trata de dormir!

  • Apaga las pantallas una hora antes de acostarte. Usa este tiempo para relajarte lejos de los estimulantes y preparar tu cuerpo para dormir. 

  • Trate de desestresarse antes de acostarse. Muchas horas de sueño se pierden en mentes inquietas preocupadas por el trabajo u otros eventos estresantes. Medite, haga algunos estiramientos ligeros, escuche música relajante en voz baja, tome una ducha o un baño caliente. Encuentre lo que funciona mejor para sentirse cómodo y en un estado de descanso. 

  • El ejercicio temprano en el día puede ayudarlo a prepararse para un sueño reparador. Sin embargo, evite el ejercicio riguroso justo antes de acostarse.

 

6. Mueve tu cuerpo 

Para mantener su salud física, actualmente se recomienda poner su cuerpo en movimiento y mantener su ritmo cardíaco elevado durante al menos 150 minutos por semana o hacer 75 minutos de ejercicio vigoroso por semana. Y, por supuesto, el ejercicio tiene otros grandes beneficios, como aumentar tu energía, mejorar tu estado de ánimo y ayudarte a conciliar el sueño.

  • ¿Tienes movilidad limitada? Echa un vistazo a algunos  ejercicios_cc781905-5cde -3194-bb3b-136bad5cf58d_¡que pueden funcionar para ti!

  • Si es nuevo en el ejercicio regular, consulte con su médico antes de comenzar una rutina de ejercicio vigorosa. Siempre comience despacio y desarrolle su capacidad lentamente para evitar lesiones.

7. Ayuda a los demás

A veces los mejores sentimientos provienen de ayudar a los demás. Ofrézcase como voluntario en el banco de alimentos o en el comedor de beneficencia local, ofrezca ayudar a un amigo o familiar que pueda necesitar su apoyo, o haga una donación a su organización benéfica favorita.

8. Maneja tu estrés

El estrés es la forma en que el cuerpo responde a las demandas mentales y físicas de la vida. Los factores estresantes comunes (eventos o situaciones que causan estrés) incluyen responsabilidades y compromisos diarios como el trabajo, la escuela y la familia. A menudo, las causas de situaciones de estrés moderado a alto incluyen eventos traumáticos, la pérdida de un ser querido, una enfermedad u otro evento que altere significativamente su vida. El estrés diario, o el estrés a corto plazo (agudo), puede motivarnos a concentrarnos en tareas, establecer y lograr objetivos personales y profesionales, e incluso puede estimular nuestro sistema inmunológico y protegernos de infecciones. Por el contrario, el estrés a largo plazo (crónico) es el estrés de la vida que dura semanas, meses o incluso años. El estrés crónico puede tener efectos nocivos en nuestra salud física y mental y puede contribuir o empeorar problemas de salud graves como enfermedades cardíacas y diabetes y aumentar el riesgo de problemas de salud mental como depresión y trastornos de ansiedad. Por eso es importante aprender e implementar  estrategias de manejo del estrés para prevenir el estrés crónico.

 

Pasos que puede tomar ahora mismo:

  1. Identifique sus factores estresantes (cosas que lo estresan). Coge un bolígrafo y papel. Escriba una lista y designe qué factores estresantes PUEDE controlar y cuáles NO PUEDE controlar.

  2. Encuentre soluciones: para los factores estresantes que puede controlar, escriba un par de formas en que puede aliviar o eliminar esos factores estresantes. Para los factores estresantes que no puede controlar, sepa que PUEDE controlar cómo reacciona ante ellos. Imagine un escenario en el que reacciona de manera diferente a un factor estresante negativo: ¿la situación funciona mejor en su mente? Pruébalo en la vida real. Recuerde, no tiene que encontrar soluciones solo. Los terapeutas están capacitados para ayudarlo a encontrar herramientas para controlar su estrés.

9. Manejar otros problemas médicos o físicos

¿Está atendiendo sus necesidades médicas? En momentos de estrés malo o negativo o después de un evento importante en la vida, recuerde prestar atención a su cuerpo. La salud mental y física están profundamente interconectadas, y es importante lidiar con cualquier problema de salud que pueda estar frenándote. Si los problemas de salud son un factor estresante importante en la vida o un factor de su depresión, considere consultar a un terapeuta que pueda ayudarlo a adaptarse a su nueva realidad física. 

10. Pide ayuda 

No tienes que hacer nada en la vida solo. Si tiene problemas para cuidar de sí mismo por cualquier motivo, comuníquese con nosotros. Su médico de atención primaria puede derivarlo a terapeutas u otros médicos que puedan tratar cualquier problema que pueda tener. Su familia y amigos pueden brindarle apoyo y empatía. 

¿Completaste este paso? ¡Haznos saber!

T5TSL_LogoFinal_FullColor.png