HABLAR

Hablar sobre el suicidio puede disipar mitos, reducir el estigma negativo y animar a aquellos que están luchando para buscar ayuda.

¿Por qué hablar de suicidio? 

1. Es una de las principales causas de muerte.

El suicidio es un grave problema de salud pública que nos afecta a todos. Más de 800 000 personas mueren en todo el mundo cada año y cientos más se ven afectadas. Cuanto más podamos hablar de manera segura y abierta sobre el suicidio en la investigación, en los medios, en el entretenimiento y en las conexiones interpersonales, más atención recibirá este importante tema hasta que podamos encontrar soluciones que prevengan más muertes por suicidio.  

2. Podemos disipar mitos y estereotipos.

Todos hemos escuchado mitos comunes sobre todo tipo de temas. El suicidio no es diferente. Al aprender qué mitos existen, puede estar más informado sobre el tema y detener la perpetuación de mitos y estereotipos inútiles y a veces dañinos sobre el suicidio y las personas que viven con enfermedades mentales. 

 

3. Reduce el estigma negativo.

Cuanto más hablemos sobre el suicidio, más podremos romper con el estigma, que sigue siendo una barrera importante para obtener ayuda para quienes luchan con pensamientos o comportamientos suicidas. Hay muchas maneras de hablar sobre el suicidio. 

 

4. Es una oportunidad para educar.

La mayoría de nosotros no pensamos en el suicidio hasta que afecta nuestras vidas. Esto puede cambiar con los esfuerzos para educar a comunidades enteras sobre la salud mental y el suicidio. La educación es un componente clave para prevenir más muertes por suicidio. 

 

5. El resultado final... hablar sobre el suicidio puede salvar vidas.

¿Quién debería hablar del suicidio? 

Todo el mundo. Todos podemos desempeñar un papel importante en la prevención del suicidio.  

¿Cómo debemos hablar de suicidio? ​

Depende del contexto, pero en todos los casos debemos hablar del suicidio con seguridad y responsabilidad.  

 

Al ayudar a un amigo en duelo, a un compañero de trabajo o a otra persona afligida por el suicidio

Una persona que sufre una pérdida por suicidio puede dudar en hablar sobre el suicidio por varias razones:

  • El silencio y el estigma social en torno al tema del suicidio complica el duelo

  • Sentimientos de culpa, vergüenza, ira a un nivel de intensidad al que no están acostumbrados

 

Lo que la persona puede necesitar de usted:

  • Paciencia

  • Una oportunidad de contar su historia (incluso varias veces)

  • Para ser escuchado y entendido

  • Apoyo sin prejuicios

Sepa que es normal que se sienta incómodo al principio, pero puede prepararse mejor para apoyar a una persona en duelo siguiendo los siguientes pasos: 

  • Dígale al sobreviviente que lamenta su pérdida. Una respuesta apropiada es un simple y sincero “Lamento su pérdida”. No haga afirmaciones como: “Eres joven, te casarás de nuevo”. O, “Al menos tienes otros hijos”. O, "Sé cómo te sientes". Estas no son declaraciones reconfortantes.

  • Evite el lenguaje potencialmente hiriente. Trate de no decir 'cometió' suicidio. Esto se remonta a una época en la que el suicidio era un delito y algunas personas en duelo lo encuentran angustioso. Se puede decir que se suicidó o se quitó la vida.

  • No evite el tema: evitar hablar sobre el suicidio solo crea una barrera para cuando la persona pueda estar lista para hablar más abiertamente sobre su experiencia y dolor.

  • Recuerde que la aflicción es un viaje individualista. Aunque es posible que haya experimentado aflicción en su vida, la aflicción relacionada con el suicidio es compleja. El suicidio es una muerte como ninguna otra y los sobrevivientes deben luchar con un dolor como ningún otro. Lo más probable es que no sepa cómo se siente el sobreviviente.

  • Esté al tanto del apoyo para sobrevivientes en su comunidad: a muchos sobrevivientes les ha resultado muy útil asistir a un grupo de apoyo para sobrevivientes de suicidio donde pueden intercambiar apoyo, información y aliento. Necesitan saber que no están solos. Estos grupos son específicos para el duelo por suicidio.

Envío de mensajes a una audiencia sobre el tema del suicidio 

Cierto contenido relacionado con el suicidio puede aumentar la probabilidad de que una persona vulnerable intente suicidarse. Por esta razón, ciertos contenidos deben evitarse.

Cosas que debes hacer :

  • Resalte los tratamientos efectivos para los problemas de salud mental subyacentes. Más del 90 por ciento de los que mueren por suicidio sufren de una enfermedad psiquiátrica importante, un trastorno por abuso de sustancias o ambos en el momento de su muerte.

  • Cuando sea posible, enfatice la búsqueda de ayuda y brinde información sobre cómo encontrar ayuda. Cuando recomiende un tratamiento de salud mental, proporcione pasos concretos para encontrar ayuda.

  • Establezca un tono positivo para su mensaje. Los lectores deben entender fácilmente los mensajes positivos como que el suicidio se puede prevenir, hay ayuda disponible y el tratamiento funciona. 

Cosas que debes evitar :

  • Presentar una explicación simplista para un suicidio o intento de suicidio o vincular el suicidio a un solo evento.

    • En lugar de mencionar una causa, agregue una oración o dos sobre las complejidades del suicidio y comparta las señales de advertencia del suicidio. 

  • Describir o mostrar imágenes de un método o lugar de suicidio.

    • En cambio, diga que la persona se suicidó y déjelo así. “Carlos se suicidó”.

    • Si desea usar una foto de la persona que murió, use una foto de la escuela, el trabajo o la familia.

    • Incluya un logotipo de línea directa o números de teléfono de crisis locales en lugar de imágenes gráficas.

  • Centrarse en una persona en particular o detalles de la persona que murió por suicidio.

    • Solo incluye detalles que puedan ayudar a poner el suicidio en contexto. Use la historia de la persona de manera amplia para hablar sobre prevención, afrontamiento y cómo buscar ayuda.

  • Uso indebido de datos.

    • Use y hable sobre los datos de manera adecuada para evitar exagerar el problema y socavar los esfuerzos de prevención.

    • El suicidio es un importante problema de salud pública, pero no es una epidemia.

    • Use frases menos sensacionalistas y precisas como "aumento" o "aumento" para describir las tendencias en los datos.

  • Declarar que un suicidio es inexplicable o fue “sin previo aviso”.

    • Nunca pierda la oportunidad de hablar sobre las señales de advertencia del suicidio. Asegúrese de recordárselos a su audiencia.

  • Glorificar o romantizar el acto de suicidio o la persona que murió por suicidio.

    • Cuente historias que destaquen los esfuerzos de prevención.

  • Difundir estereotipos negativos, mitos o estigmas relacionados con enfermedades mentales o personas suicidas.

    • Haz tu investigación. Conozca qué estereotipos existen y los mitos que rodean el suicidio y las personas que mueren por suicidio.

  • Evite el uso de lenguaje estigmatizante.

    • Describir como “murió por suicidio” o “se suicidó”.

    • Sea sensible con los sobrevivientes evitando la frase “se suicidó”. Use "murió por suicidio" en su lugar.

Obtenga más información sobre la comunicación responsable sobre el suicidio en ReportingOnSuicide.org

¿Cuáles son algunos conceptos erróneos comunes sobre el suicidio? 

Mito: Hablar de suicidio es una mala idea y puede interpretarse como un estímulo.

Realidad: Hablar abiertamente puede darle a una persona otras opciones o el tiempo para reconsiderar su decisión, evitando así el suicidio.

Mito: Solo las personas con una enfermedad mental son suicidas.

Realidad: Muchas personas que viven con una enfermedad mental no se ven afectadas por pensamientos o comportamientos suicidas, y no todas las personas que mueren por suicidio tienen una enfermedad mental. Sin embargo, se cree que muchos de los que mueren por suicidio pueden estar experimentando un problema de salud mental o de consumo de sustancias en el momento de su muerte. 

Mito: La mayoría de los suicidios ocurren repentinamente sin previo aviso.

Realidad: Muchos suicidios están precedidos por factores de riesgo de suicidio o señales de advertencia (verbales o conductuales). Por eso es importante conocer las señales de advertencia y los factores de riesgo del suicidio para poder intervenir lo antes posible. 

Mito: Alguien que es suicida está decidido a morir.

Realidad: Las personas que experimentan pensamientos suicidas a menudo no están seguras de vivir o morir. La mayoría busca aliviar o poner fin a su dolor o sufrimiento. El acceso al apoyo en el momento adecuado puede prevenir el suicidio.

Mito: Las personas que hablan sobre el suicidio no tienen la intención de hacerlo. Solo buscan atención. 

Realidad: Independientemente de la intención, las personas que hablan sobre el suicidio y la muerte necesitan su apoyo. ¡No ignorar! Acérquese a la persona y encuéntrele el apoyo que puede estar buscando. 

¿Cómo puedo ayudar a reducir el estigma?  

¡Estate informado! 

Aprender las señales de advertencia y cómo ayudar a alguien en una crisis suicida es una buena manera de estar preparado para ayudar a alguien. Ayudar a alguien en una crisis de salud mental debería ser tan común como otros tipos de primeros auxilios. 

Desafía tus propias creencias y actitudes.

Examina tus propias creencias sobre el suicidio. ¿Crees que las personas que mueren por suicidio son egoístas? ¿Abandonadores? ¿Tomó la salida fácil? Estos son estereotipos obsoletos e incorrectos que debes desafiar. La enfermedad mental es una afección médica grave que necesita tratamiento como la diabetes o una enfermedad cardíaca. Sea consciente de cómo habla y perpetúa conceptos erróneos comunes sobre el suicidio. 

usa tu voz

No tiene que perder a alguien por suicidio para involucrarse  o participar activamente en la concientización sobre el suicidio. Usa tus redes , tu influencia y plataformas para hablar y ayudar a terminar con el suicidio. 

¿Completaste este paso? ¡Haznos saber!

T5TSL_LogoFinal_FullColor.png